Demasiado resumido para dos vidas

Nos conocimos todavía jóvenes.  Fue en el Club Obrero Estudiantil de Integración Juvenil –COESIJ- en Medellín. Era el lugar de encuentro para quienes practicaban todas las modalidades del deporte y la cultura, situado en la calle Carabobo con Bolívar.

Llegué a este lugar como voluntaria en los quehaceres de dicha oficina y como participante del grupo de teatro experimental con los clásicos revolucionarios de aquella época, después de mis jornadas de trabajo en una empresa.

No hubo ningún amor a primera vista simplemente observé que, en medio de una oficina situada en el mismo lugar de dicho club, estaba él: Gabriel Jaime. Su figura alta y corpulenta siempre estaba acompañada de muchos jóvenes que yo, hasta ese momento, no entendía a que se dedicaban.

Fue Carlos Gònima, otro compañero asesinado, Abogado y más tarde Personero Auxiliar del Municipio de Medellín, el encargado de enlazarnos con las razones que traía para mí, con su voz delgada me dijo un día: “Oiga Señorita, que si quiere tomar un fresco con Gabriel Jaime”. Yo inmediatamente le contesté:” Dígale que no me mande razones que venga él”.

Desde aquel momento y mucho más tarde supe que todos se mofaron de Gabriel Jaime diciéndole que yo era una fiera.

Y si tenían razón. Realmente yo me salía del contexto de las mujeres dulces y tradicionales que, ante un asedio, contesta dulzonamente que sí.

NOVIAZGO Y MATRIMONIO.

Así comenzó nuestro destino, yo con mis afanes y Gabriel Jaime con los suyos. Eran tantas las ocupaciones que manteníamos, que una vez comenzada nuestra relación y cuando solo habían transcurrido tres meses, me propuso muy seriamente que nos casáramos, porque según él, “Yo era la mujer que necesitaba. Porque yo me entregaba a todo lo que me proponía con todo y sombrero”

Matrimonio Consuelo y Gabriel Jaime
Matrimonio de Gabriel Jaime Santamaría M. y Consuelo Arbelaez G. - 16 de marzo de 1973

EL MATRIMONIO.

Matrimonio Consuelo y Gabriel Jaime
Gabriel Jaime y Consuelo recien casados - Un día cualquiera de 1974.

Se inicia entonces la fusión de dos vidas que con alma y sombrero nos entregamos a través del estudio y el conocimiento de los clásicos del Marxismo-leninismo, de la filosofía, de la economía política y del Materialismo histórico, a la búsqueda de una sociedad más justa y por la conquista del poder que nos llevara a cambiar las injusticias y la inequidad con la mayoría de la población, que eran los más necesitados, los más pobres y que solo obtenían miseria en sus malogradas vidas.

Fuimos una pareja políticamente hablando perfecta, como humanos y como pareja tuvimos los mismos desaciertos que otras parejas puedan tener, solo que sorteamos las dificultades normales, porque nos unía muchos otros ideales, otras metas diferentes, nuestro objetivo no era el de conseguir dinero o tener un trabajo muy bien remunerado, o una casa.

Por ello llegamos a ser Profesionales del P.C. los dos y el solo hecho de graduarnos en aquella época no era nuestra intención. Esto llevó a que él, se graduara de Ingeniero Industrial, diez años más tarde de haber terminado esta primera carrera en Unaula, a donde llegó después de ser expulsado de la U de A, en donde llevaba 3 años de química pura, por haber encabezado los primeros paros en aquella Universidad.

VIDA MILITANTE, VIDA POLÍTICA

Estuvimos en muchos tropeles juntos, encabezamos la dirección del primer paro Nacional en los años 80, más tarde estuvimos con la población del oriente Antioqueño, en el paro por la unificación tarifaria en la prestación de los servicios públicos y por mejores tarifas, la cual nos valió el encarcelamiento con otros Dirigentes de Sintra textil Río Negro.

Cuando no actuábamos juntos, me tocaba buscarlo en las inspecciones o en las cárceles de Medellín, porque siempre estaba al lado de los más necesitados, como en el caso de la lucha contra la contaminación de Andercol al barrio tricentenario, en donde participamos juntos, pero él fue detenido con otros 100 jóvenes más.

En otros momentos, como en la defensa de la tierra para la vivienda, por medio de las invasiones, modalidad en aquella época por quienes, no tenían un rancho para vivir e izábamos la bandera Nacional para que la fuerza pública respetara y llegamos a coronar estas taras y algunas veces acompañados por nuestra Diputada del Partido Comunista Gilma Valencia, quien nos acompañaba y elevaba su voz pidiendo respeto a esta acción de masas.

Marcha Partido Comunista
Un 1o de mayo por las calles de Medellín. De Izquierda a derecha: Sofronio Hernandez (asesinado), suplente de Gabriel. Diputados de la Asamblea Deptal de Antioquia, GABRIEL JAIME SANTAMARIA M. (asesinado), con la bandera del PC, OVIDIO MARULANDA, BERNARDO JARAMILLO OSSA (asesinado) y HERNANDO HURTADO (muerto).

Logramos constituir una Juco (Juventud Comunista) de masas, con influencia en las Universidades y en muchas empresas de Medellín.

De aquella JUCO, recuerdo hoy a los jóvenes militantes asesinados dentro de la sede política en la época cuando comenzaron amenazas y persecuciones a nuestra labor con el surgimiento de la Unión Patriótica U.P.

Ayudamos a la consolidación d la sede del Colombo Soviético y de la casa de la amistad con Cuba, en aquella época, fueron tantas y tantas las taras y propuestas que desarrollamos, que solo cinco años después y sin pensarlo, estábamos esperando nuestra primera hija y luego la otra. Habíamos renunciado a tener hijos o hijas, porque considerábamos que, con ellas, nos podían hacer el daño más terrible, siendo un obstáculo para nuestra lucha por una mejor sociedad.

No nos tocó en aquella época de luchas, conocer la nueva tecnología, ni el celular, ni el computador. Cuánta ayuda nos hubiera dado esta tecnología, si con una maquinita portátil, Gabriel Jaime se trasladaba a las regiones, al campo, a las veredas y escribía telegramas, notas, denuncias, exigencias. Cuánto más hubiera podido hacer con la nueva tecnología.

EL HOMBRE

Gabriel Jaime Santamaría
GABRIEL JAIME en un mitin al frente de la basilica Metropoitana - Medellin, 1.982

Como hombre y padre, amó mucho a sus hijas y le dolía la situación de los niños con escasos recursos.

Era un hombre de 24 horas de trabajo y como se llegó a decir por otros políticos: tenía el don de la ubicuidad, estaba en muchas partes, porque de un lugar salía para otro sin descanso.

Leìa hasta el cansancio y el poco sueldo que a veces ganaba, lo invertía en buena parte en la compra de todos los periódicos, libros o revistas y todo lo que se pudiera leer.

EL POLÍTICO

Como político no tenía las mañas de la política de hoy, mostraba las cartas sobre la mesa y exponía con fuerza sus ideas.

Era diplomático y conciliador, con una mentalidad muy abierta y siempre propició el acercamiento y la unidad con otras fuerzas de izquierda en donde participamos unitariamente.

Como Diputado en sus dos períodos, siempre fue respetuoso pero firme en la exposición de sus ideas, pero fuerte en sus denuncias sobre las masacres o asesinatos. Lo cual le mereció ser candidatizado para el Senado con Bernardo Jaramillo.

Gabriel Jaime Santamaría
Medico Alvaro Cardona, Abogado Jaime Montoya, Candidato Presidencial Jaime Pardo Leal (asesinado), GABRIEL JAIME SANTAMARIA (ASESINADO) - 1986 CON LA U.P.

Después de formada la Unión Patriótica, acontecimiento en el cual los dos participamos con anterioridad, buscando la negociación y la tregua en aquella época, nos tocó la persecución, las amenazas y asesinatos de la gran mayoría de nuestros amigos, amigas y compañeros.

A pesar de todo, nunca pensamos abandonar nuestra tierra. Sin embargo hoy pienso, por qué razón en aquella época tan dura, solo Gabriel Jaime tenía que refugiarse en el exterior, mientras yo seguía con el trabajo en la Asamblea Departamental y sola con las niñas, con amenazas, cambiando de residencia aun después de viuda, como si se pensara que a las mujeres no nos pasaría nada.

EL GENOCIDIO CONTRA LA UNIÓN PATRIÓTICA.

Gabriel Jaime Santamaría
LA MARCHA DEL DOLOR. Entierro de Gabriel Jaime - Por las calles de Medellin, Octubre 30 de 1989

La tragedia y el genocidio político contra la U.P. que nos ha tocado vivir, pone de presente el precio que generación tras generación se ha tenido que pagar por ejercer el derecho a pensar diferente. Para mi generación queda muy claro que las élites políticas siempre han actuado y actuarán con demencia y perversidad.

Nos tocó vivir en una sociedad intransigente en donde una tercera alternativa, otra opción política o la negociación de acuerdos de paz se ha considerado como un delito.

Es una sociedad en donde pensar diferente ha motivado las ignominias y vejámenes de un régimen que no acepta la democracia sino la internalización de valores alternos de justicia que se salen de cualquier criterio humano, ético, respetuoso de la existencia del contrario o el diferente.

NUESTROS MUERTOS Y DESAPARECIDOS, VIUDAS, HIJOS HUERFANOS: SON SEMILLA DEL ACTUAL ACUERDO DE PAZ.

RECORDAMOS ALGUNOS DE TANTOS QUE NO ESTAN:

GABRIEL JAIME SANTAMARIA MONTOYATexto ALEJANDRO CÁRDENAS,Asesinado el 28 de junio de 1989 a sus 39 años.
ANTONIO MARTINEZ,Dirigente de la UP en la región de Antioquia, en donde fue asesinado el 4 de enero de 1989. CARLOS GONIMA,Reconocido dirigente de la UP en la ciudad de Medellín, en donde fue asesinado el 22/02/88. PEDRO LUIS VALENCIA,Como Manuel Cepeda Vargas y Leonardo Posada Pedro era parlamentario de la UP, y fue asesinado el 14/08/87 en la ciudad de Medellín. ARGEMIRO COLORADO,El 4 de diciembre de 1987 en La Ceja, Antioquia, paramilitares asesinaron a ARGEMIRO COLORADO, secretario general del Sindicato de Trabajadores de Maderas de la localidad, a las 8 p.m., en la sede sindical. Argemiro era militante de la Unión Patriótica y candidato al concejo. JULIO CESAR URIBE,Dirigente de la UP en la región de Boyacá, donde fue asesinado el 08/12/86. PABLO CORDOVA, DIANA CARDONA, NORMAN VALLEJO, FRANCCISCO GAVIRIA, DIEGO ARCESIO RESTREPO, EDILMA MORENO, ALBERTO RESTREPO, ELKIN MARTINEZ RAMON CASTILLO, HERNANDO GUTIERREZ, JAIME NEVADO, DARIO FERNANDEZ, MARIO CUARTAS, ARGEMIRO CORRA, ALBERTO LEON MUÑOZ, ENOC CAMPO NUÑEZ, HILDEBRANDO LORA, FROILAN ARANGO, ALBERTO CORREEA, DARIO ARANGO, OTILIA SERNAY TANTOS Y TANTOS MAS.

NUESTROS JÓVENES DE LA JUCO EN MEDELLÍN:

LUZ MARINA RAMIREZ, MARIA CONCEPCION BOLIVAR Y OTROS MAS.

LOS INOLVIDABLES. HECTOR ABAD GOMEZ, LEONARDO BETANCUR Y LUIS FELIPE VELEZ, JESUS MARÍA VALLE Y ………MUCHOS MÁS DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS.

EL ADIOS

Gabriel Jaime y demás compañeros(as) caídos en la búsqueda por la paz.

Es evidente que no estas, que no existen, que tu voz y energía intelectual fueron apagadas por la fuerza.

Matrimonio Consuelo y Gabriel Jaime
Recinto de la Asamblea Departamental de Antioquia, segundo día de velación - Octubre 28 de 1989

Duerme en paz Gabriel Jaime y todos nuestros muertos, que nosotras las mujeres, las viudas, madres e hijas seguiremos conspirando por una paz en nuestra patria que hoy asoma como un tenue sol ante las tormentas que desatan los enemigos de la paz en nuestra patria.


Video: LUISA FERNANDA SANTAMARIA A. Segunda hija, en entrevista al Espectador.

HOMENAJE POSTUMO

Este homenaje póstumo forma parte del desafío al olvido, a la amnesia de este país, es la búsqueda y la conquista del derecho a la memoria, fundamental en cualquier proceso de reparación integral.

Como escribiera Eduardo Galeano el autor de las venas abierta de América Latina:

Nuestra auténtica identidad colectiva nace de nuestros pasos, se nutre de las huellas sobre las que caminan nuestros pies, pasos que presienten nuestros andares de ahora, pero no se cristaliza en la nostalgia……”

Consuelo

Autora: Consuelo Arbelaez Gómez (Viuda de Gabriel Jaime Santamaría M.)

Estudió Ciencias Políticas y Económicas en el exterior. Siempre le gustó escribir desde muy joven.

En su juventud militó en las filas de la JUCO (Juventud Comunista), más tarde en las filas del Partido Comunista Colombiano. Hizo parte de la Dirección Regional del PC en Antioquia y Secretaria Ejecutiva de la Unión Patriótica Departamental hasta el momento del asesinato de su esposo. Comprometida con la recuperación de la memoria histórica con las viudas y familiares de las víctimas dela U.P. Hace parte de la Mesa Municipal de Víctimas en Medellín.

La memoria de mi madre

Samantha

Demasiado resumido para dos vidas

Mi hermano

El ocaso del arcoíris

Poemas